sábado, 4 de julio de 2009

aguaaa



El calor deshace planes de trabajo y buenos propósitos de orden en la casa. Postpone decisiones y derrite helados y conciencias. ¡Qué calor! y parece que éste se incrementa al repetir la expresión desmayada y aburrida. Buscaría alguna excusa para colgar una entrada nueva en el blog pero, ¡con este calor! Parece que los ingleses se han pasado el día de ayer lamentándose del calor enorme (31ºC) que les ha atacado durante 24 horas. ¡Qué exagerados los ingleses! Sólo 31 grados no es nada. Como 20 años: naaaaada.



De modo que he llenado la piscina de agua clara, sin cloro (¡Eh! No lo he planeado, ese pareado; pero no es tal pareado, sólo se acerca la fonética; vaya milonga), agua procedente de una fuenta cercana, una mina romana que lleva manando desde entonces. Cuando los que mandaban en el mundo sabían latín. No como ahora, que no saben más que de ingeniería financiera, y sin brillantez que digamos, visto el panorama económico que, dicen, padecemos. En fin que he llenado la piscina pero aún no me he metido dentro. Me da no sé qué. Está tan limpia, tan bonita, tan quieta y callada en su soledad de atardecida... Y tan fría el agua que me duelen los tobillos cuando trato de entrar. No me deja. Eso es lo que pasa. De modo que sigo pasando calor; disfruto del calor del verano que me trae siempre recuerdos de infancia. Aunque está claro que los niños ni se enteran del calor, les da igual. No entropece sus juegos ni su aburrimiento ante tantas horas libres de escuela, de maestros, de tareas, de memorizar la lista de los Godos. Los Reyes Godos. Yo nunca la memoricé. Tengo ese pequeño dolor en mi experiencia. Aunque doña Emma, la profe de Historia de cuarto de bachillerato del colegio Tavera de Toledo, se empeñó en que reconstruyéramos la Reconquista en folios que íbamos pegando, después de escribir en ellos los nombres de reinas y reyes herederos de los godos, a medida que iban recobrando el terreno invadido por las tribus de almorábides, almogábares, almohades... Almohadillas, almohadones, almohadas. Fue bello ese trabajito. Doña Emma tenía unas gafas oscuras de cristal gordo que se volvía verde de tan gordo. Me caía bien. Yo atendía sin pestañear, me acuerdo perfectamente. Aunque a veces no me enteraba de la lección porque, aunque atendía sin pestañear lo cierto es que se me iba la mente por ahí, subía al Valle y bajaba por el callejón de los Dos Codos o se dejaba perder por la calle del Pozo Amargo. Toledo daba para todo eso y más. Y, sobre todo, ese calor, ese calor sofocante e inmobilizador de las tardes de Toledo. ¿De qué se quejarán los ingleses?

8 comentarios:

Chiqui dijo...

Elvi, aquí en Boston no hemos tenido ni un día de calor. Es más, casi todo el mes de junio ha estado nublado y lloviendo o lloviznando. Lo verde está verdísimo, las flores empiezan ahora a abrirse ya que no han visto mucho sol. Hoy hace un día hermoso, fresco, con brisa y un sol brillante. A mí los días nublados me sientan peor que la caló. Yo viví en Jaén entre mis 5 y 8 años. Los veranos, en una fuente árabe – del barrio de La Magdalena – que había en frente de mi casa, mis amiga Kiki y yo nos quitábamos el vestido, nos quedábamos en braguitas, y lo lavábamos en la fuente. Volvíamos a casa y nuestras madres en la puerta con un abanico se llevaban las manos a la cabeza cuando nos veían volver!

Quién pillara esos tiempos aunque sólo fuera por unos minutos!

Chiqui dijo...

Pero, por Dios y sus Ángeles, Elvi, métete en el agua!

Oye, que bonita música la del enlace a Toledo. Quién canta?

Elvi54 dijo...

Gracias por tus visitas, Chiqui. Nos han dejado solitas en este blog. Pero tu compaña me da mucha alegría.
No sé nada de esa música de Toledo. Iré a ver. A lo mejor puedo informarte.

Elvi54 dijo...

Me he metido en esa página de Toledo Mágico y es muy rara y me pierdo y no me sale música alguna. Lo siento.

me dijo...

http://www.odelotoledo.com/

Pincha aqui y si no oyes la musica es porque estas sorda o, lo mas probable, tienes los altavoces apagados!!!!

me dijo...

No, no...no pinches! Corta y pega.

Chiqui dijo...

Jo, Elvi, si tú nos pusiste el enlace. El enlace estaba mal y te dan otra opción para entrar - donde he pinchado- y se oye la música mientras ves la página de Toledo.

Elvi54 dijo...

Aaaahm! Yaaa... claaaaro; gracias