miércoles, 28 de abril de 2010

De sapitos y culebras

Acabo de regresar del molino y me he encontrado un bello ejemplar de serpiente escalera a la puerta del jardín. Se ha asustado al verme y más aún cuando le tomé la fotografía: emitía un ruidillo disuasorio que da mieditis; me imagino su efecto en animalejos como los ratolines y las salamanquesas. Al saltar el flash, la bicha se ha levantado en un rápido movimiento de ataque. Es que el flash resulta muy molesto y ella lucía esos ojos en rojo y azul que se apreciaban mejor en la foto recortada que no me ha admitido el editor de esta entrada, no sé por qué.
El caso es que ayer, mientras leía la prensa al sol del pomeriggio, escuché algún lamento breve de uno de los gatos. Aunque traté de contener mi curiosidad, no hubo manera y acabé levantando el culo del asiento de mimbre para ver qué tripa se le había roto. En el salón, junto a la vieja alfombra, Dante parecía muy atento a alguna jugada. Sin gafas -me las dejé sobre el periódico- no veía ni torta, pero al acercarme comprobé que mis sospechas se cumplían: era una culebrilla (¿una viborilla, a lo peor?) revuelta sobre sí misma, que lucía un pequeño zarpazo gatuno y acababa de atizarle un viaje tangencial sin importancia al felino. En defensa propia, desde luego.
Saqué el reptil con cuidado al monte, para que tardara más en regresar. Siempre temo por los pececillos de colas largas que están en el estanque y que, seguramente, suponen un manjar para estos bichejos. A Dante nada le pasó, de modo que la viborilla se quedó en joven escalera. Y recordé entonces que hay una de estas serpientes que habita el tronco hueco de una acacia centenaria, cerca de la casa. Cuando llega el tiempo, muda su vestido y deja por ahí, entrre las flores, la vieja casaca de invierno. Se ve que ha fundado una familia. Lo siento por los sapitos, los rubios batracios que también gustan de pasearse por el jardín. Creo que no hacen buenas migas.
En fin; la vida.

12 comentarios:

Chiqui dijo...

Elvira, que valiente eres. No hay cosa que más me asuste que los reptiles. A lo único que me he acostumbrado es a las lombrices del jardín...y todavía las trato con un poco de repeluzno.

Ese tronco tiene carácter.

Chiqui dijo...

Por aquí el tiempo está lluvioso y frío, me dicen que el fin de semana vamos a alcanzar los 80. Mi jardín necesita un poco de atención y yo estoy bien vaga…

elviculebra dijo...

Aprovecha las labores del jardín para abandonarte al sosiego y la meditación, Chiqui. No hay cosa mejor. Mientras canturreas o repasas algunos buenos episodios del día.
Buenas noches.

amalia dijo...

Hola chicas,
por aquí también andamos con los primeros trabajos de jardín, con fauna menos profusa. Sí tenemos una rana en el microestanque. No sé cómo sobrevive el invierno la pobre,pero llegó a casa siendo renacuajo, y ya tiene un tamaño considerable.
QUé miedo la culebra, Elvi!!!!!!!!!!

piluca dijo...

Pues fíjate, amiga, las serpientes siempre me han dado un poco de pena, estigmatizadas por todos los lados y ellas a lo suyo casi siempre sin molestar.
Se comen bichos del campo que son dañinos para las cosechas. ¿sabes que las boas amaestradas son las mejores niñeras?
Para media docena peligrosas, la mayoría de las que matamos son inofensivas. Y tienen un tacto que me resulta agradable, claro que siempre están a la defensiva.
Me alegra ver que las respetas, ¿que es una serpiente escalera?

elvira dijo...

¡Cómo no te van a gustar, Piluca, si tuviste una como mascota en tu casita colombiana! También yo siento pena por ellas. La escalera es una serpiente inofensiva, salvo para ranas, pececillos y musarañas, que puede llegar a medir dos metros.

Elvira dijo...

Amalia, no creas que es tan temible. Me encantaría conocer s tu rana. ¿Le has puesto nombre? Sugero que se trata de un príncipe: trátala con cariño.

amalia dijo...

Elvira,
es una rana medio fantasma, no se deja ver fácilmente, no croa, nunca sé si sigue allí.Difícil ponerle un nombre.Igual, la eventualidad de su existencia me da una agradable sensación de trópico en este país tan frío.
Vienen a München?

Elvira dijo...

¿A München? Me temo que aún no hay planes, pero todo se andará.
Cuida a esa ranita, Amalia: así no te quedarás sin trópico en Alemania.

nieves vigil (el c) dijo...

de celulitas alteradas y calmadas:

elvi, mi última revisión (estoy en prevención contra el cáncer de útero) ha sido tranquila como va sucediendo desde hace unos tres años. una ginecóloga privada era partidaría de limpiar, pero me decanté por quedarme quieta en la seguridad social. quieta y sucia.

¿es esto un giro de 360 grados?, no tanto ¿verdad?, seguro que se lo imaginaba. lo mío son más las cartas que los paquetes.

ha visto, elvi, joan margarit está en boston. tal vez algún día vuelva a verl e por asturias

bueno, ta mañana.

nievesasustá dijo...

de culebrillas, y tontas explicaciones:
vivo con mi amore, que es más de paquetón que de cartón. paquetón de dos metros nooooooooo ¡qué miedo¡

nieves elc dijo...

elvi, disfrutando de sus momentos de soledad?. yo ando con mi hacker siempre por este mundo internaútico. estaba muy silencioso y tranquilo, de hecho pensé que se había ido (no me caerá esa breva, y total ahora ya...), pero hace un par de semanas
me apagó el ordenador... las cuatro menos diez?¡ noooooooo,
llegaré tarde¡ bueno si no como más que una loncha de queso igual estoy a la hora

chau