domingo, 30 de mayo de 2010

De qué va la feria



Este año, la feria va de nórdicos que escriben novelas de policías y asesinos. Pues sí que vamos bien. Mucho me temo que ni la voy a pisar. No por los nórdicos, qué va, sino por otras razones; entre ellas se encuentra el hecho de que yo me encuentre lejos de Madrid. Y sin perspectiva de visitarla esta semana, con lo que pasarán esos quince dias feriados de libros sin mí. No creo que el Retiro me eche mucho de menos. Aunque debiera: he sido asidua, día tras día, cuando éramos vecinos el Retiro et moi.
Lo que sí haré es interrumpir mis lecturas excéntricas (¿?) y leer algo más "actual", más reciente. A ver qué tal. Leeré, por fin, a la nueva nobel, Herta Müller, de la que ya había tenido noticia hace años, cuando Siruela, la editorial del conde, publicó una novela suya. Pero no pasé de hojearla con cierta pereza.
La pereza... es buena consejera de lecturas, no crean. Mala para decidirse a fregar los cacharros apilados en el fregadero a estas horas de la noche, pero buena para dejarse caer en un sillón y abrir un libro y permitir que los ojos resbalen por sus lineas de hormiguitas negras que se mueven y se recolocan y tal. Ay, sí; qué bien. Me subo corriendo a mi cuarto que esta noche me acabo el que estoy leyendo.
Y ustedes: ¿qué libro leerán esta semana? Anden, sean buenos y cuéntenme, a ver si me dan más ideas. Todo menos lo que dictan los media. Que es que cada vez lo tolero peor. Y detesto el bicarbonato.

10 comentarios:

Manuel Montero dijo...

Pues yo ando mucho con Pico de la Mirandola y Abulafia. Ya habra visto el desmadre en que se ha convertido mi blog. Mea culpa. Si sigo asi van a volver a cerrar los aeropuertos. Abulafia es muy moderno. Ya lo digo en uno de mis caligramas de mayo. Por momentos escribo en hebreo. Por qué no se da un paseo. Antes discutiamos agradablemente, yo no he cambiado.

Manuel Montero dijo...

Por ir al sujeto que nos ocupaba a Arboska, Chiqui y yo mismo, diré que los dibujos me han mostrado alguien que escucha el cuerpo. No solamente el personaje dibujado que se introspecta la verguenza. También la mujer joven que lo define con detalle y con un cierto descarnamiento. Es extrano. Parece que no hubiese encontrado gusto en la vida; una delectacion a compartir, sino al contrario una soledad que nos condena al cansancio de nuestro cuerpo, al displacer de no poder volar. Las aves hembra tienen los ovarios integrados al final del aparato digestivo; no hay vagina en la gallina. Cuando el ave vuela, somos nosotros los que nos sentimos frustrados; pero hace falta ser tan distinto para volar...

Elvira dijo...

MM, siento que se sienta abandonado por mí. Al tiempo que me halaga. Ha sido el tiempo encogido de estos días de atrás lo que me ha impedido pasearme por su blog. Pero ahora recojo velas, a ver si me doy más garbeos.
Gracias por no abandonar este molino.

Chiqui dijo...

Elvi, este libro "Approaching the magic hour" está en inglés. Son las memorias (ficcionalizadas) de Sisi, la viuda de Walter Anderson. Una prosa bellísima.
Puedes leer partes en este enlace. Si te gusta te lo mando.

http://tinyurl.com/28ferca

Chiqui dijo...

Si, Manuel, tu blog anda de lo mas entretenido. Hago contorsiones para poder leer lo que escribes en los margenes de los dibujos!

piluca dijo...

En el e-reader estoy leyendo Necrópolis de Santiago Gamboa y en papel, entre otros, La habitación de invitados de Helen Garner. A la feria tengo que ir, por curro y por amistad, esta tarde a una presentación. Pereza tengo con el calorazo que cae.... y es a las seis....
Te echo de menos, amiga.

Elvira dijo...

Ay, ay, ay, Piluca; ese calorazo se solventa con una buena horchata de las del quiosco de Narváez. ¡Lástima de tiempo y distancia! Tenían que inventar seres humanos que no dependieran de esas dos tiranías. También yo te quiero.

Elvi dijo...

Gracias por el libro, Chiqui. Lo pongo en cola. Caerá.

amalia dijo...

Entiendo perfectamente eso de elegir un libro por pereza: Estoy leyendo un novelón: los indiferentes, de moravia. Hacía rato que no buscaba momentos para escaparme a leer un libro que me atrapara.Este lo logra, y le gana con creces al boludeo por internet!!!!!!!!!

BTW me compré el de Barnes

Elvira dijo...

Moravia, Amalia, valor tienes. Siempre me dio pereza Moravia, seguramente por lo serio que era. Ya me dirás para que me anime a romper ese bloqueo que tengo con él. Te divertirá en el Barnes, espero.